Cirujano estético plástico Madrid

Postoperatorio reducción de senos

¿Cómo es el Postoperatorio reducción de senos?

La satisfacción de las pacientes que deciden hacerse una intervención de reducción de mamas, que en muchos casos son muy exigentes, es la mayor prueba del valor de esta técnica, y constituye una gran satisfacción personal para el cirujano plástico el haber visto una gran cantidad de pacientes cuyas mamas habían logrado un aspecto natural y con la tendencia a mejorar con el tiempo.

El postoperatorio de una operación de reducción de senos no es muy doloroso. La paciente sale del quirófano con un vendaje puesto sin drenajes que se debe mantener durante una semana. En ese tiempo es conveniente que la paciente no se duche y la zona operada no tenga contacto con el agua.

El ingreso debe ser de 24 horas en la Clínica Ruber en donde se le suministrarán calmantes y antibióticos y estará perfectamente monitorizada y vigilada por el personal médico de nuestra clínica.

Al día siguiente, si no ha habido ninguna complicación, la paciente se puede marchar a su casa y tendrá que volver a la semana para una revisión de las mamas.

¿Cómo es el postoperatorio a la semana de la Reducción de Mamas?

Durante esa semana, la paciente no podrá manipular el vendaje que le han colocado en el quirófano hasta que el cirujano le de su visto bueno. Transcurrida la primera semana, se le retirará el vendaje en la Clínica y se le pondrá un sujetador sin aros, tipo deportivo. Es a partir de entonces cuando la paciente se puede duchar tranquilamente sin miedo de no mojar sus pechos.

Postoperatorio reducción de senos, actividades

Hay que tener en cuenta que la actividad física en el postoperatorio debe ser limitada, incidiendo mucho en el cuidado de mover los brazos bruscamente o levantar peso.

A las dos semanas la paciente volverá a la clínica para quitarle los puntos y revisar que todo ha ido bien. A partir de entonces, la vida y los quehaceres diarios se pueden ir normalizando.

La vuelta a la actividad laboral dependerá del tipo de trabajo que la paciente tenga. Si el trabajo que desempeña es con actividad física, tendrá que tomar la precaución de no volver en dos semanas o dos semanas y media. En cambio, si la actividad laboral es más sedentaria, como por ejemplo, trabajo de oficina en un ordenador, la paciente puede incorporarse a la semana de la intervención de reducción de pechos sin problema alguno.

Es importante que la paciente recién operada de reducción de senos no coja objetos pesados.