Cirujano estético plástico Madrid

Qué es la reducción de senos

¿Qué es la reducción de senos?

La mamoplastia de reducción es una cirugía particularmente gratificante, ya que mejora el aspecto de la mama, alivia trastornos funcionales secundarios y beneficia a la paciente psicológicamente.

Con la reducción de pecho obtenemos dos objetivos: Por un lado se sitúa la mama en su sitio y por otro se reduce el volumen de las mamas consiguiendo un aspecto más pequeño, esbelto y firme.

Se trata de una intervención quirúrgica que da muy buenos resultados en mamas de tamaños moderados, medianos y lo mismo que en gigantomastias. Su principal característica es la preservación fisiológica y funcional del pecho femenino.

¿Qué es la reducción de senos?, la técnica

Existen varias técnicas y procedimientos para llevar a cabo esta intervención, pero esto dependerá de la asesoramiento y criterio del cirujano plástico, teniendo en cuenta:

  • Altura del pezón
  • Prolongación hacia la axila
  • La distancia de separación entre una mama y la otra.

 

Las dos indicaciones fundamentales por las que hoy en día se practica este tipo de operación de cirugía estética es por: alteraciones funcionales (dolores de espalda, sensación de pesadez,…) o por problemas psicológicos de la paciente.

Reducción de mamas por alteraciones funcionales

En la mayoría de los casos, el dolor de espalda está directamente relacionado al peso de las mamas hipertróficas. La alteración funcional más frecuente causada por las mamas hipertróficas se encuentra en la columna vertebral. El peso de las mamas grandes ejercido en la pared anterior del tórax produce un aumento de la cifosis dorsal que equilibra la distribución del peso. Este cambio en la postura causa un desequilibrio de los cuerpos vertebrales, responde de la aparición precoz de la artrosis de la columna, común en las pacientes de más edad.

En relación a las glándulas mamarias, los músculos actúan como una palanca causando una elevación de la pared torácica en el momento de la inspiración.

Mamas más grandes y pesadas aumentan considerablemente el esfuerzo de la respiración con la consiguiente alteración de la expansión torácica. Esta alteración, con el tiempo, puede producir problemas en el sistema cardiovascular de la paciente.

Para contener el gran volumen de los pechos grandes es necesario el uso de un sujetador cuyos tirantes dejan marcas en los hombros.

Las alteraciones más comunes causadas por las mamas grandes son:

  • Malas posturas
  • Dolores de espalda
  • Dolores premenstruales
  • Deformidades del tórax
  • Incomodidad física
  • Alteraciones psicológicas

Reducción de pechos por problemas psicológicos

Cerca de la tercera parte de las pacientes presentan conflictos psicológicos relativos a su deformidad mamaria. El hecho de no tener un cuerpo normal muchas veces desarrolla un complejo de inferioridad. No se trata de una cuestión de vanidad, sino de un serio problema. El estado eufórico de las pacientes en el postoperatorio, al ver los resultados, puede ser exagerado, como si hubieran recuperado su yo después de una gran dolencia orgánica.

Por otro lado, las pacientes de edad avanzada que deciden hacerse una intervención de mamoplastia de reducción obtienen también grandes beneficios. Sin embargo, estos beneficios, aunque en menor proporción en pacientes jóvenes, son todavía más gratificantes en cuanto a una mejor postura, una respiración más correcta y limpia y una aireación más eficiente. También las pacientes de edad avanzada consiguen muchos beneficios desde el punto de vista psicológico.