Tratamiento con bótox en Madrid

¿En qué consiste?

El tratamiento con bótox es uno de los más comunes en medicina estética. La aplicación de bótox en cuello, pómulos, labios y otras zonas de la cara proporciona unos resultados inmediatos y evidentes. El bótox facial se ha aplicado con éxito desde hace tiempo, y es una técnica que apenas tiene riesgos ni efectos secundarios, sin embargo, es imprescindible que, para someternos a este tipo de tratamiento, contactemos con una clínica médico estética de referencia, segura y capaz de ofrecerte el tratamiento con bótox más adecuado para ti.

En la clínica del doctor Castro Sierra llevamos muchos años realizando tratamientos con bótox, teniendo en cuenta tanto los deseos del paciente como su fisionomía, para conseguir resultados naturales, que satisfagan los deseos de cada paciente.

 

¿Qué es el bótox o toxina botulínica?

Lo que conocemos como bótox es en realidad una toxina botulínica, es decir, una toxina que se produce a partir de botulismo. Esta toxina ejerce una parálisis muscular que elimina de manera inmediata las arrugas de expresión, aunque en realidad tiene muchos más usos.

El proceso por el cual el bótox lleva a cabo su función es muy sencillo, una vez inyectada la toxina, impide que el músculo se contraiga, paralizándolo, una vez que el músculo ha quedado totalmente inmovilizado, las arrugas desaparecen.

Cabe destacar que el efecto del bótox no es permanente, su duración media es de unos 6 meses.

¿En qué zonas se puede aplicar el bótox?

Hay muchas zonas en las que podemos aplicar bótox, con el objetivo de eliminar o suavizar las arrugas de expresión. Desde bótox para las patas de gallo, hasta otras zonas más localizadas, como la aplicación de bótox en el entrecejo, este procedimiento suele ser muy eficaz para combatir arrugas, pero es imprescindible contar con la opinión de un médico con experiencia en este tipo de tratamientos, capaz de ofrecernos una solución adaptada a nuestra situación.

Son tres las zonas en las que podemos intervenir habitualmente con bótox:

  • Arrugas frontales: Se trata de los surcos o arrugas que se producen habitualmente en la frente, en la parte del músculo frontal. Lo que conseguimos suministrando toxina botulínica es impedir la contracción de los músculos que forman las arrugas de expresión.
  • Arrugas periorbitarias: Es lo que habitualmente llamamos patas de gallo. Estas arrugas se suelen formar en la zona anexa al músculo orbital del ojo, debido a la continua contracción del ojo.
  • Arrugas en el entrecejo: Las arrugas en el entrecejo son muy comunes, además, es prácticamente imposible eliminarlas utilizando otros tratamientos. El músculo corrugador es el que fomenta que esta zona facial se arrugue de manera permanente con el tiempo, gracias al bótox paralizamos esta parte del músculo, además, el resultado suele ser muy natural.

Los tratamientos con bótox se pueden aplicar en distintas zonas del cuerpo y la cara para diversos fines, sin embargo, en términos estéticos los anteriores son los usos más habituales.

Procedimiento de la aplicación del bótox

El proceso de aplicación del bótox es muy sencillo. La toxina botulínica se inyecta directamente en la zona en la que deseamos intervenir, las fibras del músculo se relajan de inmediato, disminuyendo su contracción. Lo que provocamos es que entre los nervios y los músculos dejen de comunicarse, consiguiendo que las arrugas disminuyan en la zona intervenida.

Se trata de un proceso inmediato y sin dolor. El pinchazo se produce en una zona muy superficial, por eso no es necesario el uso de anestesia. El procedimiento completo dura unos minutos y no se requieren cuidados posteriores.

¿Qué ventajas tiene un tratamiento con bótox?

Entre las ventajas de la aplicación del bótox en zonas localizadas, destacamos las siguientes:

  • Es un proceso muy rápido, de hecho, en tan solo 5 minutos podemos realizar un proceso completo en el tercio superior de la cara.
  • Puedes recuperar tus rutinas de inmediato. No es necesario un proceso de recuperación concreto, aunque el tratamiento tarda de dos a tres días en estabilizarse por completo.
  • Algunos efectos post-tratamiento asociados a otros procedimientos estéticos, como los hematomas o la inflamación, no aparecen en los tratamientos con bótox.
  • Su coste es muy reducido si lo comparamos con otras intervenciones médico estéticas.
  • Se realiza en la propia consulta, no es necesario acudir a un centro hospitalario.
  • Es indoloro. A pesar de que el bótox se suministra a través de microinyecciones, este proceso no es doloroso.
  • El bótox no tiene restricciones de edad, se puede suministrar en personas de 30 a 65 años.
  • Se trata de un método completamente seguro, sin embargo, es imprescindible contar con la experiencia de un especialista en este tipo de tratamientos. También es importante que el bótox, es decir, la toxina botulínica, cumpla todas las normas de seguridad sanitaria.
  • Una de sus principales ventajas estéticas es que el bótox incide directamente en la mirada. Al contrario de la creencia general, el bótox, si se aplica correctamente, no genera una expresión rígida.
  • El bótox también se utiliza en situaciones de hipersudoración, siendo muy eficaz.

Estas son las principales ventajas de los tratamientos con bótox. Su aplicación es sencilla y el alisamiento de las arrugas es evidente, sin embargo, insistimos en la importancia de contactar con un equipo médico estético con experiencia.

Contraindicaciones del tratamiento con bótox

Es necesario que todos los pacientes que se someten a un tratamiento de bótox conozcan sus contraindicaciones.

Cabe destacar que el bótox puede generar asimetrías. Este tipo de casos se suele dar por una aplicación deficiente, por eso conviene confiar solo en profesionales acreditados.

Existen marcas que no logran resultados acordes a los deseos del paciente, también será importante trabajar con marcas certificadas.

El paciente que se somete a un tratamiento de bótox debe renunciar a ciertos hábitos como los baños solares, masajes faciales o deportes en los que pueda sufrir algún tipo de daño en la cara.

La aplicación del bótox no tiene ningún efecto en las arrugas gravitacionales, solo se suministra en arrugas causadas por la contracción del músculo.

Otro de los inconvenientes del bótox es que sus resultados son reversibles, es decir, no son permanentes, aunque lo habitual es que un paciente se someta a tratamientos periódicos para mantener los efectos.

Por último, una mala técnica a la hora de suministrar el bótox puede provocar una caída en la posición de las cejas.

Precio Bótox Madrid

El precio del bótox en Madrid es muy variable. En general, siempre se recomienda rechazar ofertas y precios excesivamente bajos, el precio de la toxina botulínica certificada ya implica que las ofertas no sean fiables. En la clínica Castro Sierra te aseguramos el mejor precio en tratamientos con bótox de calidad.

Nuestro servicio incluye consultas previas, en las que analizamos las necesidades de cada paciente y sus objetivos. El proceso incluye las técnicas más avanzadas en inyección de bótox, además de un seguimiento personal para comprobar que el efecto es el deseado.

¿Cuánto cuesta hacerse un tratamiento bótox en Madrid?

Para determinar el precio de un tratamiento con bótox es imprescindible conocer el caso y el tratamiento que vamos a llevar a cabo, en la clínica del doctor Castro Sierra evaluamos personalmente a cada paciente, para determinar el tratamiento más adecuado.Si quieres conocer el precio de nuestros tratamientos con bótox, contacta con nuestra clínica y recibe un presupuesto sin compromiso.

0/5 (0 Reviews)
Contacto