Mesoterapia facial y corporal en Madrid

La medicina estética practica en la actualidad diferentes tratamientos poco invasivos, muy efectivos para solucionar algunos problemas estéticos habituales. Uno de los más populares es la mesoterapia.

La grasa localizada es la causa de muchos de los problemas estéticos que presentan la mayoría de los pacientes, también la pérdida de elasticidad en la piel, lo cual ocasiona flacidez evidente en las capas exteriores de la piel. Para estos dos casos, la mesoterapia es la mejor solución estética.

La mesoterapia se puede aplicar en el rostro o en el cuerpo y, dependiendo de la sustancia utilizada, es adecuada para tratar muchos problemas estéticos diferentes.

¿En qué consiste la mesoterapia?

La mesoterapia consiste en el suministro de una serie de inyecciones, que aportan una sustancia especial, con diversos efectos de acuerdo al tratamiento que se realice. 

Dependiendo de la sustancia administrada, el efecto obtenido será diferente, actualmente existen sustancias para disolver la grasa, tensar la piel, hidratar, conseguir objetivos antiedad, etcétera. La aguja se coloca justo debajo de la piel y se suministra el líquido en el punto exacto donde queremos actuar.

El médico especialista en medicina estética es el único profesional autorizado para realizar este tratamiento, es importante recordar que esta técnica no solo se basa en suministrar las inyecciones, es importante elegir las sustancias a aplicar, teniendo en cuenta las características y los efectos secundarios de dichas sustancias.

También es importante realizar este y otros tratamientos en centros médicos, es decir, en clínicas y hospitales, nunca en salones de belleza ni espacios similares.

El tratamiento de mesoterapia

La mesoterapia es una vía que se utiliza para administrar una sustancia determinada, en un lugar muy concreto. El tratamiento se basa en la acción del principio activo que estemos administrando. Por ejemplo, para el tratamiento de la celulitis se utiliza silicio orgánico, extracto de alcachofa u otros, que ofrecen un efecto de drenaje del sistema microcirculatorio muy efectivo a la hora de combatir la piel de naranja. 

Para rejuvenecer la piel, se usan vitaminas, ácido hialurónico y otras sustancias hidratantes y con efecto tensor.

Esta técnica permite al médico ubicar cantidades muy pequeñas de medicamento a solo 4 milímetros de profundidad y que, por lo tanto, tienen un efecto inmediato. 48 horas después de la primera aplicación comienzan a percibirse los efectos.

Dependiendo del estado inicial de la piel se indicará un número de sesiones. Por lo general, para tratamientos en rostro, 2 o 3 sesiones separadas por 15 días es suficiente, aunque se recomienda repetir el tratamiento cada 2 meses para mantener los resultados.

La mesoterapia corporal requiere más sesiones, separadas habitualmente por espacio de una semana.

Mesoterapia facial

La mesoterapia facial se utiliza para tratamientos de rejuvenecimiento, en los que se inyectan sustancias con un efecto tensor de la piel, antiarrugas, hidratantes y nutrientes.

Para ello, se aplica al paciente una crema anestésica, debido a que la zona del rostro puede ser muy sensible y los pinchazos pueden provocar molestias leves.

Una vez se ha suministrado el producto anestésico, se lleva a cabo un proceso de desinfección, en el que se le aplica al rostro un líquido antiséptico que evite la posibilidad de infecciones cutáneas.

Una vez preparada la piel, se suministran las sustancias en el rostro, más o menos con un centímetro de separación entre cada punto, penetrando unos pocos milímetros. La piel puede sangrar mínimamente, pero es habitual. 

El especialista distribuye la sustancia de manera homogénea en todo el rostro, cuello y escote, sin embargo, si hay una zona que manifieste una mayor necesidad de sustancias reparadoras, se puede suministrar un mayor aporte para potenciar los resultados.

Las arrugas de la zona nasogeniana responden muy bien a la mesoterapia, también las que surgen alrededor de la boca. En estos casos se aplican varios pinchazos a lo largo del pliegue y cerca de los labios. Es importante llevar a cabo esta intervención con mucho cuidado por la sensibilidad de la zona. 

Los beneficios de la mesoterapia facial

La mesoterapia facial es un tratamiento con muchos beneficios, las siguientes son algunas de las ventajas de este tipo de tratamiento. 

  • Es considerado un proceso ambulatorio, el paciente se puede incorporar a sus actividades inmediatamente, incluso puede usar maquillaje y protector solar. 
  • Las recomendaciones pre y post tratamiento son muy sencillas y fáciles de seguir.
  • La sesión es muy rápida, en total, el médico tarda unos 30 minutos, incluyendo la preparación del rostro y la asepsia final.
  • Es muy efectiva, los efectos son rápidos y duraderos, aunque no permanentes. Resuelve completamente algunos de los problemas más frecuentes del rostro.
  • Es indolora. El paciente no percibe ningún dolor porque la aguja es muy fina y el pinchazo es superficial. Algunas personas muy sensibles experimentan una leve sensación de ardor.
  • Es muy versátil, se puede administrar cualquier cantidad de tratamientos para conseguir diferentes efectos, por ejemplo: corrección de arrugas finas, estimulación de la producción de colágeno y elastina, hidratación de la piel, iluminación del rostro, etcétera.
  • Es completamente seguro, debido a que el principio activo se ubica en la zona a tratar y no produce efectos adversos.
  • Realizando una sesión cada varios meses los efectos serán continuos.

Mesoterapia corporal

La mesoterapia corporal es aquella que se aplica en zonas diferentes al rostro y cuello. Lo más común es aplicarla en el abdomen, muslos, glúteos, cintura, cadera, piernas y brazos.

La mesoterapia corporal se usa para ayudar a eliminar grasa localizada, celulitis, flacidez y otros problemas similares. 

Se aplica de la misma manera que la mesoterapia facial, con pequeños pinchazos a lo largo de la zona afectada.

Es aconsejable combinar la mesoterapia corporal con masajes de drenaje linfático, de manera que podamos ayudar a desalojar los líquidos del organismo. 

La mesoterapia corporal es recomendada cuando existen problemas estéticos localizados, como celulitis, grasa acumulada, flacidez, etcétera. La mayoría de las veces, el médico suministra un cóctel de sustancias para tratar varios problemas al mismo tiempo.

¿En qué zonas se aplica el tratamiento?

El tratamiento de mesoterapia se puede aplicar en cualquier parte del cuerpo, pero los tratamientos más habituales se suelen ubicar en abdomen, muslos y glúteos.

  • Abdomen. Es una zona muy problemática tanto para hombres como para mujeres, ya que biológicamente existe una tendencia muy marcada a acumular grasa en esta zona del cuerpo. El médico elegirá el producto de acuerdo a las características de cada paciente y lo aplicará mediante pinchazos en la dermis. Se deben realizar varias sesiones semanales hasta conseguir los resultados deseados.
  • Muslos. Por lo general, el mayor problema está situado en la parte interior de los muslos y en la zona denominada “cartucheras”. En esta zona, además de las sustancias para disolver la grasa, se deben administrar principios activos contra la celulitis.
  • Glúteos. Los glúteos son una zona que tienden a acumular grasa y además suele sufrir celulitis. En ocasiones, presenta también flacidez. De acuerdo con los problemas que se tengan, el médico administra un tratamiento adecuado.

Indicaciones pre y post tratamiento

Pretratamiento

El paciente debe abstenerse de consumir grandes cantidades de grasa, por lo tanto, no debe comer alimentos fritos, aderezos grasos, etc. Lo que buscamos es potenciar el efecto de la mesoterapia.

Debe evitar las bebidas alcohólicas, ya que pueden ser contraproducentes para el tratamiento.

No debe consumir bebidas carbonatadas, ya que este tipo de bebida aumenta la celulitis.

El paciente debe consumir frutas y verduras para favorecer los efectos de la mesoterapia corporal.

Post tratamiento

Se debe evitar la exposición directa del sol en la zona tratada, por ejemplo en la playa o en la piscina. 

Se debe consumir agua con regularidad, esto es imprescindible para expulsar las toxinas liberadas de los tejidos.

Es aconsejable realizar masajes manuales de drenaje linfático, para favorecer la circulación y la excreción de las sustancias.

Es importante llevar una dieta equilibrada, evitando azúcares, sodio en exceso, grasas y otros alimentos con calorías vacías.

 

Nuestros resultados de mesoterapia

La mesoterapia es un tratamiento muy efectivo en el que los resultados son visibles de inmediato.

En la mesoterapia corporal para reducir grasa acumulada, se pueden reducir 3 o 4 centímetros en un tratamiento completo. Con el tiempo, podemos conseguir que la reducción de volumen sea mayor.

Si el tratamiento está orientado a tratar la celulitis, en las primeras 48 horas se percibe una disminución importante de la apariencia de piel de naranja. Una vez que se completan las sesiones indicadas, se puede apreciar la absoluta desaparición de la celulitis en la mayoría de los casos.

Los tratamientos de mesoterapia facial se suministran en su mayoría para rejuvenecer el rostro, en estos casos el efecto es instantáneo. A las pocas horas, el rostro recupera luminosidad y se percibe nutrido, sin arrugas y con un mejor tono. 

Mesoterapia en Madrid: Precio

El precio de un proceso estético de mesoterapia va a depender de las características de cada paciente, así como de las sesiones a las que se vaya a someter, si quieres recibir un presupuesto, contacta con la clínica estética Castro Sierra y llevaremos a cabo una primera consulta para ofrecerte el mejor presupuesto en soluciones de mesoterapia.
Lifting

150€ + 21% IVA / Sesión

 

Otros tratamientos faciales

Contacto