Labioplastia Madrid

La labioplastia se basa en un proceso quirúrgico mínimamente invasivo, cuyo objetivo es reducir el tamaño de los labios genitales, junto a la mejora estética, también se pueden conseguir objetivos funcionales, evitando molestias, irritaciones y otros problemas derivados del desgaste de los labios genitales femeninos. 

En la clínica estética Castro Sierra llevamos a cabo intervenciones de labioplastia vaginal en función de las características y los deseos de cada paciente, partiendo de un exhaustivo análisis en cada caso, con el que obtenemos una visión general del estado actual de los labios genitales. La operación que se lleva a cabo habitualmente es muy sencilla, y no suele durar más de 2-3 horas, además, esta intervención se considera muy poco invasiva. 

En la clínica estética Castro Sierra no solo te aseguramos el mejor resultado, además te ofrecemos un precio por tu labioplastia muy reducido, si estás buscando un centro de labioplastia en Madrid, contacta con nuestra clínica y solicita tu primera consulta. 

¿En qué consiste la labioplastia?

Existen diferentes tipos de labioplastias, todas ellas encaminadas a mejorar el aspecto y la función de los labios genitales, y por lo tanto, de la vagina. Estos cambios pueden ser tanto estéticos como funcionales, de hecho, muchas de las dolencias relacionadas con la zona vaginal se pueden resolver mediante un proceso de labioplastia, que además recupere la imagen de los labios menores.

Como apuntábamos, existen diferentes tipos de labioplastias, sin embargo, en la mayoría de los casos lo que hacemos es reducir el tamaño de los labios menores. Lo que conseguimos es recuperar una imagen rejuvenecida y tersa de esta zona, obteniendo una simetría labial permanente, que además puede ayudar a solventar muchos de los problemas que aparecen en la zona vaginal con el paso de los años. 

Con el paso del tiempo, los labios menores pueden aumentar de tamaño, quedando excesivamente visibles respecto a la posición que suelen ocupar respecto a los labios mayores. Este tipo de aumento de tamaño se puede dar por diversas causas, desde embarazos hasta el propio paso del tiempo. Una labioplastia se encarga de recuperar el tamaño habitual del labio menor, obteniendo una imagen mucho más estética

¿Cómo se realiza la operación de labioplastia?

Es importante conocer el procedimiento que se suele llevar a cabo en una operación de labioplastia. En términos generales, el cirujano utiliza un láser ginecológico que permite reducir el tamaño del labio en su parte sobrante, mientras conseguimos una imagen simétrica y adaptada a la morfología de la paciente. 

En cualquier caso, ante una operación de labioplastia es fundamental tener en cuenta tanto el estado de los labios, tanto mayores como menores, como las características y deseos de cada paciente. 

En la mayoría de los casos el objetivo es obtener una reconstrucción estética, evitando que el labio inferior sobresalga respecto a los labios superiores, sin embargo, algunas pacientes buscan un objetivo funcional, por tanto el proceso quirúrgico puede ser ligeramente diferente al habitual.

En la clínica estética Castro Sierra nos adaptamos a los deseos y necesidades de cada paciente, desde el proceso postoperatorio de la labioplastia hasta el proceso por el cual conseguimos recuperar la simetría de la vagina de la paciente.

El procedimiento

Como decíamos anteriormente, el proceso quirúrgico necesario para una labioplastia no suele necesitar más de 2-3 horas. Esta intervención se lleva a cabo mediante anestesia general, aunque en algunos casos sí puede suministrarse anestesia local. 

Existen dos procesos que se llevarán a cabo dependiendo de las características de cada paciente, son los siguientes:

  •  El método de tira: Es la técnica más simple, y por lo tanto, la más utilizada. El cirujano lleva a cabo una pequeña incisión vertical con un bisturí o un láser a lo largo de los labios menores, para extirpar el exceso de tejido en el área tratada. Los pacientes adecuados para someterse a esta técnica son aquellas mujeres que buscan eliminar los bordes excesivos y desiguales en la zona de los labios.
  • El método cuña: En esta técnica, el cirujano extirpa una parte de exceso de tejido de los labios. En consecuencia, la herida se cierra utilizando un colgajo extraído de la piel que queda. Los bordes naturales de los labios menores permanecen tal y como estaban, por eso se da una cicatrización menos visible y un resultado más natural. También se puede reducir cualquier pliegue adicional en la parte del clítoris al mismo tiempo. Este método puede ser adecuado para las mujeres que quieren terminar con un labio asimétrico o presentan un exceso de tejido. A continuación se cerrarán las incisiones con puntos de sutura. 

En cualquiera de los dos casos, será necesario un proceso postoperatorio que repasaremos a continuación, y que tiene como objetivo asentar los resultados obtenidos por la operación. 

Preoperatorio

El preoperatorio de una labioplastia comienza por una entrevista con el cirujano y una evaluación completa del estado de los labios. 

Por una parte, la paciente puede obtener toda la información que necesita en relación con la intervención a la que se va a someter, esto es importante para despejar cualquier duda de cara a la intervención, además, el médico podrá conocer cuáles son las razones y los motivos que tiene la paciente para someterse a la intervención.

Respecto al propio cirujano, lo que se busca durante el preoperatorio es evaluar de forma exhaustiva el estado de los labios vaginales, la complicación que presenta la intervención y la detección de posibles problemas funcionales, que pudieran ser solucionados mediante una intervención quirúrgica.

Por otra parte, como ya apuntábamos, en la mayoría de los casos este tipo de intervención se lleva a cabo mediante sedación general, por tanto será imprescindible que la paciente se someta a una analítica previa, en la que podamos evaluar el estado general de la paciente, de cara a la posterior operación.

Por último, es responsabilidad del especialista médico determinar, si fuera necesario, otros procesos preoperatorios en función de las características que presente cada paciente.  

Postoperatorio de una labioplastia

En términos generales, el proceso postoperatorio de una operación de labioplastia es muy sencillo, si lo comparamos con otros procesos estéticos. 

En la mayoría de los casos solo se requiere intervención ambulatoria, y por lo tanto no es necesario un ingreso en un centro hospitalario. La mayoría de las mujeres que se someten a una operación de labioplastia pueden regresar a las pocas horas a su casa y reincorporarse a su actividad habitual, sin embargo, es importante observar algunas recomendaciones, entre las que destacamos las siguientes:

  • Reposo relativo 48 horas: Es cierto que la paciente puede regresar a su actividad habitual pasadas unas horas, sin embargo, sí se recomienda que, durante al menos dos días, no realice esfuerzos excesivos, guardando un reposo relativo.
  • Realizar curas sencillas e higiene de la zona según indicación médica. Este tipo de curas se pueden hacer en casa y en ningún caso ponen en riesgo el resultado de la operación.
  • Aplicar frío en la zona durante las siguientes horas. La intervención quirúrgica puede provocar rojeces, hinchazón o picor en la zona de la vagina, durante las horas inmediatamente posteriores a la operación, mediante el uso de frío podemos paliar estas consecuencias.
  • Evitar prendas interiores sintéticas y ajustadas. Al menos durante la primera semana es recomendable utilizar ropa interior cómoda y poco ajustada.
  • Revisión. Las revisiones se establecen en función de cada paciente. Sí existe una revisión obligatoria una semana después de la intervención, en la que se comprueba que el resultado de la intervención es estable, pasado este primer test, se pueden establecer más visitas para comprobar la evolución de la zona tratada. 
  • Deporte y relaciones sexuales. Como decíamos anteriormente, es recomendable evitar los esfuerzos durante la primera semana en algunos casos se recomienda abandonar cualquier actividad deportiva durante al menos dos semanas. En cuanto a las relaciones sexuales, el período de recuperación suele ser de un mes, tiempo en el que no es recomendable practicar cualquier tipo de relación sexual que implique la manipulaciñon de la zona tratada.   

Nuestros resultados de labioplastia 

En la clínica estética Castro Sierra tenemos en cuenta las características de cada paciente, con el objetivo de obtener el mejor resultado en cada operación de labioplastia en Madrid que llevamos a cabo. 

El proceso que se suele llevar a cabo durante una labioplastia suele centrarse en los labios inferiores, sin embargo, cada paciente presenta una serie de características particulares, que debemos conocer y analizar de cara al resultado de la intervención, en la clínica estética Castro Sierra llevamos a cabo un completo preoperatorio, para que el resultado de la labioplastia sea el más apropiado para cada paciente.  

Labioplastia en Madrid: Precio

El precio de la labioplastia en la clínica estética Castro Sierra depende del tipo de intervención que debamos llevar a cabo. Si quieres recibir tu presupuesto contacta con nuestra clínica y solicita tu primera consulta, llevaremos a cabo un primer análisis para ofrecerte el mejor presupuesto.

En nuestro centro de salud y belleza no solo te aseguramos el mejor resultado, además te ofrecemos el mejor precio en cada una de nuestras intervenciones médico estéticas. 

Precios

Labioplastia

desde 1.200

 

Otros tratamientos de cirugía estética corporal

Contacto