Rinoplastia Ultrasónica en Madrid

La rinoplastia ultrasónica ha supuesto una evolución respecto a los anteriores métodos para intervenir en la zona de la nariz. Si estás buscando una clínica que lleve a cabo intervenciones de rinoplastia ultrasónica en Madrid, en Castro Sierra no solo te ofrecemos el mejor tratamiento, además cuentas con un equipo especialista en esta técnica pionera, y el mejor precio en tratamientos de rinoplastia ultrasónica.

El precio de la rinoplastia ultrasónica en algunas clínicas sigue siendo elevado, por tratarse de una técnica novedosa, sin embargo, en nuestra clínica te ofrecemos el mejor precio, con la profesionalidad de un equipo médico con experiencia en este tipo de intervenciones.

¿Qué es la rinoplastia ultrasónica?

El procedimiento para una rinoplastia ultrasónica es sencillo, y menos invasivo que el que llevamos a cabo para la rinoplastia tradicional.

La intervención se basa en un limado a base de ultrasonidos, de esta forma podemos remodelar las estructuras nasales sin necesidad de cortes en los huesos mediante escoplo y martillo. La rinoplastia ultrasónica solo necesita de un terminal que, mediante ultrasonidos, modela los huesos de la nariz al milímetro, sin dañar la estructura nasal. Ni la mucosa, ni los músculos de la nariz, ni los vasos sanguíneos son dañados en este proceso.

Por medio de una determinada frecuencia podemos intervenir en el puente de la nariz, evitando así la aparición de señales evidentes, inevitables si seguimos el procedimiento tradicional para rinoplastia.

¿Cómo se realiza la cirugía de nariz por ultrasonidos?

El único corte visible que se lleva a cabo en una intervención de rinoplastia ultrasónica se realiza en la zona de la columela, entre los dos orificios nasales. Esta incisión es de apenas unos milímetros, y pasadas unas semanas tras la intervención, es imperceptible.

Lo que se busca es redefinir la forma de la nariz a base de ultrasonidos a una intensidad determinada. El hueso adopta poco a poco la forma que deseamos, sin dañar los tejidos anexos a la propia nariz.

A diferencia del método habitual para realizar una rinoplastia, la rinoplastia con ultrasonidos no se considera una técnica especialmente invasiva, de hecho no queda ninguna cicatriz visible, y las consecuencias inmediatas son mucho menos aparatosas que las producidas por la rinoplastia clásica.


¿Cuál es la diferencia entre rinoplastia tradicional y rinoplastia ultrasónica?

En la rinoplastia tradicional, lo que hacemos es realizar una fractura sistémica de huesos con cinceles, para a continuación, dar de nuevo forma a la nariz. Esta intervención provoca una serie de traumatismos que desembocan en sangrados, hematomas y edemas, en algunos casos muy dolorosos, que tardan hasta dos semanas en desaparecer.

En la cirugía de nariz mediante ultrasonidos utilizamos un bisturí eléctrico, capaz de emitir ondas sonoras para realizar pequeños cortes, mientras lima de forma controlada el hueso intervenido. Lo que conseguimos es evitar el contacto en las membranas y tejidos blandos adyacentes a la nariz.

Otra de las diferencias visibles las percibimos en el postoperatorio. Todas las señales que aparecen a consecuencia del traumatismo generado por la ruptura del hueso desaparecen, permitiendo que la recuperación sea mucho más rápida y menos traumática.

Ventajas de la rinoplastia ultrasónica

La rinoplastia ultrasónica tiene muchas ventajas respecto al método anterior, entre las más destacables están las siguientes:

  • Se consigue modificar el tamaño y la forma de la nariz de inmediato, con un resultado más estético.
  • Se trata de un método absolutamente preciso, en el que podemos controlar por completo las zonas en las que queremos intervenir, y el resultado final de la intervención.
  • El traumatismo generado en la zona es mucho menor. La presencia de edemas y moretones prácticamente desaparece y la inflamación es mucho menor.
  • Los resultados son más naturales, debido a la precisión que se alcanza con este proceso.
  • La recuperación total y el proceso postoperatorio son mucho más rápidos.

¿Quién es el candidato ideal para una rinoplastia ultrasónica?

Existen dos requisitos imprescindibles para someterse a esta intervención, por una parte, es necesario presentar un estado general de salud bueno, además, es importante presentar un cuadro psicológico apto.

Respecto a la edad, no se recomienda someterse a esta intervención antes de los 16 años, debido a que hasta esa edad la morfología de la nariz sigue evolucionando.

En la Clínica Castro Sierra realizamos un completo análisis previo a cada paciente, evaluando su estado general y el resultado que espera tras la intervención.

Tipo de operaciones de nariz mediante ultrasonidos

El método de operación por ultrasonidos para una rinoplastia es el mismo en cualquiera de los casos, sin embargo, distinguimos entre tres tipos de operaciones, cada cual tiene unas características propias.

  • Rinoplastia ultrasónica estándar: En este caso el paciente no se ha operado la nariz previamente y desea una corrección en su posición o tamaño. Este es el caso más común.
  • Rinoplastia de nariz operada previamente: Somos especialistas en corrección de rinoplastias previas que, por alguna razón, no han logrado obtener un resultado satisfactorio para el paciente.
  • Rinoplastia ultrasónica de reconstrucción: En este caso lo que hacemos es reconstruir la nariz, debido a que, por diversos motivos, el hueso ha quedado deformado o extremadamente dañado.

Si necesitas una intervención de reconstrucción, o los resultados de rinoplastias previas no te satisfacen, en la clínica del doctor Castro Sierra podemos ayudarte a conseguir la forma que deseas.

Recuperación tras la rinoplastia ultrasónica

El postoperatorio tras una intervención de rinoplastia por ultrasonidos es semejante a la que seguimos con la rinoplastia tradicional, sin embargo los tiempos se reducen, debido a que las consecuencias de la operación son más leves.

Durante las primeras 24 horas se puede percibir una ligera sensación de hinchazón en la zona intervenida, así como la aparición de pequeños hematomas, sin embargo, su desaparición se producirá en pocas horas.

Normalmente, con la cirugía por ultrasonidos se evitan los sangrados, en caso de producirse no serán en absoluto abundantes.

Durante los días posteriores a la operación, sí será recomendable no sonarse la nariz con fuerza, ni realizar actividades que pudieran poner en peligro la zona afectada, por ejemplo, actividades deportivas.

En 48 horas se puede retomar la actividad habitual, si bien es cierto que, desde la clínica Castro Sierra, llevamos a cabo un completo seguimiento postoperatorio en el que comprobamos la evolución de la intervención y sus consecuencias.

Rinoplastia ultrasónica - Postoperatorio

El proceso completo postoperatorio es seguido por nuestros especialistas en intervenciones médico estéticas. Cada caso es diferente, y por lo tanto, todos los procesos postoperatorios varían dependiendo de las cualidades del paciente.Nuestro trabajo incluye el examen de cada paciente tras la operación, con el fin de asegurarnos de que el proceso postoperatorio es el correcto.

Rinoplastia ultrasónica - Precio

El precio de la rinoplastia ultrasónica depende de cada caso. No todas las intervenciones son iguales, de hecho, cada paciente tiene una serie de peculiaridades que conviene conocer y analizar. Si necesitas más información acerca del precio de la rinoplastia ultrasónica, o quieres una cita previa en nuestra clínica, contacta con nosotros y disfruta de las ventajas que te ofrecemos en la clínica Castro Sierra.

0/5 (0 Reviews)
Contacto