Reducción de Pecho Madrid

 

La operación de reducción de mamas o mamoplastia de reducción es una intervención quirúrgica cuyo objetivo es reducir el tamaño de las mamas, mediante la sustracción de grasa, tejido mamario y piel, el resultado es un pecho armónico y estético.

Las intervenciones relacionadas con la reducción mamaria son cada vez más comunes. Los resultados son excepcionales en la mayoría de los casos, percibiéndose una disminución evidente desde el primer momento respecto al tamaño original de la mama.

En nuestra clínica practicamos intervenciones de mamoplastia de reducción al mejor precio en Madrid, estarás atendida en todo momento por el mejor equipo médico, con especialistas en este tipo de intervención quirúrgica, además, te aseguramos un completo seguimiento a través de un proceso postoperatorio que te permitirá recuperarte por completo en pocos días después de la operación.

¿En qué consiste la mamoplastia de reducción?

La operación de reducción de mamas es una cirugía particularmente gratificante, ya que mejora el aspecto de la mama, alivia trastornos funcionales secundarios y beneficia a la paciente psicológicamente.

La reducción de pecho se basa en la eliminación de tejido mamario, grasa acumulada en el interior del seno y parte de la piel anexa al pecho, en una segunda fase tras la operación de reducción de pecho, la mama se recoloca para lograr una posición más estética, acorde con el resto del cuerpo. También se recoloca tanto el pezón como la areola, buscando la mejor posición.
Existen diferentes técnicas para llevar a cabo una intervención de reducción de senos, pero el proceso más habitual para corregir las mamas grandes comienza con una serie de incisiones, que servirán para extraer el exceso de grasa.
Una vez se extrae la grasa y se adapta la piel del seno, la areola se recoloca, procurando que no se pierda sensibilidad. Cuando finaliza la intervención en el seno, se colocan una serie de tubos de drenaje y un vendaje alrededor de la zona intervenida. Además, es recomendable utilizar un sujetador postoperatorio de reducción que evita que el seno se desplace en los días inmediatamente posteriores a la operación.
Se trata de una intervención quirúrgica que da muy buenos resultados en mamas de tamaños moderados, medianos y lo mismo que en gigantomastias. Su principal característica es la preservación fisiológica y funcional del pecho femenino.
Una operación estándar suele durar entre 2 y 4 horas, dependiendo del volumen del seno y la dificultad de la operación.

Operación de reducción de pecho en Madrid

En nuestro centro de estética en Madrid estamos especializados en intervenciones de senos, hemos llevado a cabo numerosas operaciones de mamoplastia de reducción con postoperatorio, siempre teniendo en cuenta las características físicas y los deseos de nuestras pacientes, por medio de las técnicas médico-estéticas más avanzadas.
Este tipo de cirugía no suele tener ninguna complicación, sin embargo, antes de llevar a cabo una operación de reducción de mamas nos aseguramos de que la paciente está preparada, tanto física como psicológicamente, además, desarrollamos un plan de intervención completamente adaptado a la paciente.
Después de la operación, procuramos que la cicatriz de reducción de senos sea imperceptible, o al menos, que quede ubicada en una parte del seno en la que apenas se perciba.
No todas las clínicas de reducción de pecho en Madrid trabajan como nuestro equipo, en la clínica del doctor Castro Sierra te aseguramos un tratamiento personalizado, acorde a tus necesidades y además, te aseguramos una intervención de reducción de mamas a un precio que solo encontrarás en nuestra clínica.

La técnica

Existen varias técnicas y procedimientos para llevar a cabo esta intervención, pero esto dependerá de la asesoramiento y criterio del cirujano plástico, teniendo en cuenta:

  • Altura del pezón
  • Prolongación hacia la axila
  • La distancia de separación entre una mama y la otra.

Las dos indicaciones fundamentales por las que hoy en día se practica este tipo de operación de cirugía estética es por: alteraciones funcionales (dolores de espalda, sensación de pesadez,…) o por problemas psicológicos de la paciente.

¿Cuándo se recomienda someterse a una cirugía de reducción mamaria?

Es preciso realizar una evaluación psicológica de cada paciente antes de llevar a cabo la operación. En este examen comprobamos que la paciente es totalmente consciente de las implicaciones que tiene someterse a este tipo de intervenciones, y que además, está psicológicamente preparada para asimilar los cambios físicos que va a provocar la operación.
Las pacientes que desean someterse a una reducción mamaria suelen hacerlo por causas estéticas y funcionales. Por una parte, un pecho excesivo puede causar un trastorno psicológico relacionado con factores estéticos, pero además, pueden sumarse factores funcionales, ya que un pecho con un volumen excesivo puede provocar dolores intensos o imposibilitar la práctica de diversas actividades.
Cuando la paciente presenta dolencias relacionadas con el tamaño del seno es recomendable llevar a cabo la intervención. En cualquier caso, es responsabilidad del equipo médico determinar si una persona es o no apta para someterse a una cirugía de reducción de pecho.

Objetivos de la reducción de senos

El objetivo principal en una operación de reducción de senos es, evidentemente, reducir el tamaño del pecho para recolocarlo de una manera estética. A partir de esta intervención, conseguimos los siguientes objetivos:
· La mejora estética es evidente desde el primer momento. El pecho queda aligerado y además adquiere una firmeza más asentada. El cirujano consigue que ambos pechos queden completamente simétricos y que la cicatriz apenas sea visible.
· También conseguimos mejorar la postura, reduciendo en la mayoría de los casos los dolores de cuello y espalda, relacionados con un excesivo volumen del seno. En muchos casos, los senos de un tamaño excesivo obligan a tensar los músculos de cuello y espalda, esto desemboca en dolores que, en algunos casos, se cronifican.
· También se logra mejorar la capacidad pulmonar, esto se hace especialmente evidente durante las horas del sueño. Unos senos reducidos mejoran la ventilación pulmonar.
· En el plano psicológico, este tipo de intervenciones mejoran la autoestima. Habitualmente asociamos la mejora de la confianza a las operaciones de aumento de pecho, sin embargo, las intervenciones de reducción de mamas también tienen consecuencias psicológicas muy positivas, mejorando la autoestima de la paciente.
· La mamoplastia de reducción de pecho reduce considerablemente las probabilidades de sufrir un cáncer de mama.

Reducción de mamas por alteraciones funcionales

En la mayoría de los casos, el dolor de espalda está directamente relacionado al peso de las mamas hipertróficas. La alteración funcional más frecuente causada por las mamas hipertróficas se encuentra en la columna vertebral. El peso de las mamas grandes ejercido en la pared anterior del tórax produce un aumento de la cifosis dorsal que equilibra la distribución del peso. Este cambio en la postura causa un desequilibrio de los cuerpos vertebrales, responde de la aparición precoz de la artrosis de la columna, común en las pacientes de más edad.

En relación a las glándulas mamarias, los músculos actúan como una palanca causando una elevación de la pared torácica en el momento de la inspiración.

Mamas más grandes y pesadas aumentan considerablemente el esfuerzo de la respiración con la consiguiente alteración de la expansión torácica. Esta alteración, con el tiempo, puede producir problemas en el sistema cardiovascular de la paciente.

Para contener el gran volumen de los pechos grandes es necesario el uso de un sujetador cuyos tirantes dejan marcas en los hombros.

Las alteraciones más comunes causadas por las mamas grandes son:

  • Malas posturas
  • Dolores de espalda
  • Dolores premenstruales
  • Deformidades del tórax
  • Incomodidad física
  • Alteraciones psicológicas

Reducción de pechos por problemas psicológicos

Cerca de la tercera parte de las pacientes presentan conflictos psicológicos relativos a su deformidad mamaria. El hecho de no tener un cuerpo normal muchas veces desarrolla un complejo de inferioridad. No se trata de una cuestión de vanidad, sino de un serio problema. El estado eufórico de las pacientes en el postoperatorio, al ver los resultados, puede ser exagerado, como si hubieran recuperado su yo después de una gran dolencia orgánica.

Por otro lado, las pacientes de edad avanzada que deciden hacerse una intervención de mamoplastia de reducción obtienen también grandes beneficios. Sin embargo, estos beneficios, aunque en menor proporción en pacientes jóvenes, son todavía más gratificantes en cuanto a una mejor postura, una respiración más correcta y limpia y una aireación más eficiente. También las pacientes de edad avanzada consiguen muchos beneficios desde el punto de vista psicológico.

Ficha técnica de Reducción de pecho

Tipo de intervención
Reducción de mamas, mamoplastia de reducción
Preoperatorio
Es muy importante que antes de la operación de reducción el cirujano revise el estado de una analítica completa de la paciente y de un electrocardiograma. La recomendación para el preoperatorio es que la cena de la noche anterior sea ligera y que no se desayune nada el día de la operación
Tipo de anestesia
Local más sedación profunda o anestesia general
Tiempo de la operación
Entre 2 y 3 horas
Ingreso en Clínica Ruber
Si
Tiempo de ingreso
24 horas (1 noche)
Revisiones en la clínica
Tras la intervención de reducción de pecho habrá cuatro revisiones protocolarias: 1ª Revisión: Una semana después de la operación en las mamas. 2ª Revisión: Dos semanas después de la intervención. 3ª Revisión: Dos meses después de la operación. 4ª Revisión: Seis meses después de la operación de reducción de mamas.
Alta médica
Transcurrido 1 año de la intervención
Precio
Alrededor de 4.500€ con todo incluido (honorarios del Cirujano, gastos de Clínica Ruber, coste de los implantes, honorarios de anestesista, anestesia y revisiones que sean necesarias según cada caso).
 

Anestesia de la reducción de pecho

El proceso de anestesia debe explicarse al paciente de forma clara durante el proceso preoperatorio. La paciente debe conocer los riesgos y el método utilizado durante la operación, en cualquier caso, en todas las intervenciones de este tipo se suministra una anestesia general, por lo que la paciente permanece dormida durante toda la operación.
Una vez finaliza la operación, el anestesiólogo invierte la medicación para que la paciente vaya despertando poco a poco. Durante los primeros momentos la paciente puede sentirse
desorientada o aturdida, sin embargo, una vez que el efecto de la anestesia se atenúa, los efectos secundarios desaparecen.

Indicaciones del preoperatorio

El preoperatorio comienza mucho antes de la intervención. En una primera consulta, el médico analiza la situación de las mamas, su volumen y colocación, además de la firmeza de la piel y el estado de salud general de la paciente.
También se realiza una exploración previa de las mamas y en muchos casos, un examen mamográfico. Este proceso servirá para que el doctor pueda tener una idea precisa de la situación actual.
A continuación, el doctor se asegura de que la paciente conoce las técnicas y los riesgos a los que se somete. Es también fundamental que la paciente exprese sus expectativas de forma sincera, el doctor debe ofrecer una solución adaptada a los deseos de la paciente, enumerando los riesgos si los objetivos de la paciente no son realistas.
En relación con la salud general de la paciente, se realiza también un examen médico general, que descarte totalmente cualquier anomalía que pudiera complicar la operación. En algunos casos, por ejemplo, si la paciente tiene más de 40 años, se realiza una radiografía de tórax.
Es importante que la paciente siga de forma exhaustiva cualquier recomendación que realice el médico de cara al proceso preoperatorio, de lo contrario, estará comprometiendo su propia salud.

Reducción de pecho – Antes y después

Las consecuencias de una operación de reducción de mamas son evidentes. Además de las consecuencias beneficiosas para la salud, se percibe un considerable descenso del volumen mamario, como se puede comprobar en las siguientes imágenes.
Lo que conseguimos es que el seno se reduzca y se recoloque, en una posición armónica respecto al tamaño del resto del cuerpo. La diferencia es especialmente vidente en casos de hipertrofia mamaria.
Como decíamos, es importante a la hora de realizar una intervención de reducción mamaria, contar con la opinión de la paciente, en los casos que se muestran, el resultado viene de un consenso entre el especialista médico y la persona que se somete a la operación, procurando que el seno consiga un tamaño y una posición armónica.

Ventajas de la reducción mamaria

La reducción mamaria tiene diferentes ventajas y beneficios dependiendo de cada caso, sin embargo, sí existen ventajas comunes a casi cualquier persona que desee someterse a este tipo de operación. Entre las más destacadas están las siguientes:
· En general, una reducción de senos es beneficiosa para la salud. Conseguimos una mejor postura en nuestro día a día, evitando dolores en zonas como cuello y espalda, en los casos más graves, el tamaño de los senos provoca una dificultad respiratoria, especialmente durante las horas de sueño, esto se resuelve de inmediato por medio de esta operación.
· También es necesario tener en cuenta el beneficio estético que trae este tipo de intervención. Aquí no solo tenemos en cuenta el volumen del seno, sino también su colocación. El resultado es mucho más estético y los resultados son permanentes.
· También se tienen en cuenta los beneficios psicológicos a la hora de realizar este tipo de operación. Para la persona que recibe la cirugía, normalmente supone un refuerzo para la autoestima, debido a la proporción obtenida ras la operación.
En realidad son muchas las ventajas de someterse a una cirugía de reducción de mamas, pero para disfrutar de todas estas ventajas es imprescindible ponerse en manos de un equipo médico de confianza, con la suficiente experiencia en este tipo de intervenciones.

Mamoplastia de reducción – Postoperatorio

El postoperatorio tras una cirugía de reducción de pecho necesita de un tiempo determinado. Más allá del sujetador para después de una operación de reducción, existen otras recomendaciones que debemos seguir para no comprometer los resultados de la operación, y además evitar que la cicatriz permanezca visible.
Durante las primeras semanas inmediatamente posteriores a la operación, se utilizan una serie de drenajes y vendajes que protegen las zonas en las que se han realizado las incisiones. En unos días se retiran para facilitar la cicatrización.

También durante las primeras semanas es obligatorio llevar un sujetador especial, al menos hasta que el especialista retire los puntos de sutura. Respecto a los efectos de la operación, en la mayoría de los casos se produce una inflamación en la zona afectada, además, pueden aparecer zonas amoratadas, en ambos casos desaparecen en dos semanas.
A medio plazo, es posible que experimentes un dolor mayor al habitual durante la primera menstruación, además, durante algunos meses se puede perder algo de sensibilidad en la areola y en el resto de la mama. En estos casos lo mejor es consultar con un profesional médico que diagnostique el caso.
Por último, se realizan dos pruebas postoperatorias, habitualmente entre 3 y 6 meses tras la operación. Normalmente a los dos meses de someterse a la mamoplastia de reducción, la paciente vuelve a su vida normal sin ningún síntoma, sin embargo, dependiendo de cada caso, pueden pasar hasta 6 meses hasta que la paciente se encuentra totalmente recuperada.
En relación con las cicatrices, se suelen dar las siguientes recomendaciones para evitar que sean visibles:
· Evitar hacer deporte durante las primeras semanas
· Reposo absoluto durante 3-4 días
· No cargar pesos
· No exponerse directamente al sol
· Evitar fumar

Reducción de pecho en Madrid – Precio

La operación de reducción de pecho tiene un precio especial en nuestra clínica. Si necesitas someterte a una operación de reducción de senos al mejor precio contacta con nuestro equipo médico, no solo estarás en las mejores manos, además, obtendrás un precio que no encontrarás en otras clínicas de Madrid.

¿Cuánto cuesta la operación de reducción de senos en Madrid?

Para saber cuánto cuesta una reducción de senos es necesario analizar a cada paciente, por eso, para saber el precio exacto de tu operación debes ponerte en contacto con nuestros especialistas, ellos harán un completo análisis de tu situación, tendrán en cuenta tus objetos y
te darán un presupuesto adaptado a ti. Si necesitas una operación de reducción de mamas no lo dudes y ven a conocernos, te garantizamos el mejor resultado con uno de los mejores equipos médico-estéticos de la capital.

Dr. Alfonso Castro Sierra

Especialista en Cirugía Plástica y Estética


El doctor Castro Sierra cuenta con casi 30 años de experiencia en el campo de la cirugia plástica, estética y reparadora y trabaja para ofrecer a cada paciente una solución médico-estética personalizada. A partir de las nuevas técnicas quirúrgicas, orientadas a la medicina plástica y reconstructiva, consigue resultados excepcionales, en base a la amplia experiencia que le acompaña. Licenciado por la Universidad Complutense de Madrid en el año 1981 y doctorado en el año 1990, es además miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reconstructiva y Estética, SECPRE. Cuanta con la publicación de varios trabajos, algunos de ellos son una referencia en el campo de la medicina estética. Su formación se completa con diferentes estudios en varias universidades internacionales. El Dr Alfonso Castro Sierra es experto en tratamientos de cirugía mamaria, cirugía facial, cirugía corporal y medicina estética.
La destacada experiencia en tratamientos de cirugia estética y plástica es el mejor aliado para conseguir unos excelentes resultados.

Preguntas frecuentes sobre la reducción de pecho

¿Se notan mucho las cicatrices de una reducción de senos?
En la mayoría de los casos las cicatrices tienen una apariencia muy buena, pero en ciertas ocasiones es necesario hacer otro tipo de cirugía correctiva.
¿Se notarán las cicatrices con un bikini?
No. Las cicatrices quedarán totalmente ocultas.
¿Puedo dar de mamar después de una mamoplastia de reducción?
La paciente que se somete a una intervención de reducción de senos debe saber que puede no tener la posibilidad de dar el pecho a su bebé. En cualquier caso, si la areola y el pezón no son muy desplazados y siguen conectados con los conductos galactóforos, quizá la paciente esté en condiciones de lactar.
¿Es doloroso el postoperatorio de la reducción mamaria?
Se trata de una operación que no es dolorosa y el postoperatorio es muy llevadero. Durante el día de ingreso se pondrá una bomba de infusión analgésica.
¿Cuándo se puede volver a la vida normal tras una reducción de mamas?
Si el trabajo es sedentario, a la semana. A las dos semanas se puede hacer ejercicio físico limitado y al mes y medio se puede hacer vida normal.

Otros tratamientos de cirugía plástica de mamas

Contacto