Operación de Mamas Tuberosas en Madrid

Las mamas tuberosas se dan en mujeres que presentan un determinado tipo de malformación en el pecho, generado en la fase de desarrollo puberal.

La causa más común para que se dé un caso de mama tuberosa es que el tejido que recubre la glándula mamaria sea excesivamente rígido, la glándula sigue creciendo generando una deformidad provocada por la imposibilidad de la piel a adaptarse al tamaño de la glándula mamaria.

Es común que los casos de pechos tuberosos afecten a ambos senos, aunque también se dan casos en los que es solo una de las mamas la que presenta la deformación.

En nuestra clínica tratamos casos de mamas tuberosas, consiguiendo un resultado estético y mejorando la salud de nuestras pacientes, partiendo de un trabajo personalizado y adaptado a la morfología de cada mujer.

 

¿Qué son las mamas tuberosas o pechos tubulares?

Técnicamente, nos referimos a los casos de mamas tubulares con el término de mamas con defecto en la base de implantación. La cirugía de pechos interviene en este tipo de casos para estirar la piel, proporcionándole una elasticidad suficiente como para adaptarse perfectamente a la glándula mamaria.

Como decíamos, las mamas tubulares son una deformación que se da en la zona de los senos, una operación de mamas tuberosas permite adaptar el tamaño del seno proporcionando una nueva forma al pecho, obteniendo un resultado armónico, en función de las características físicas de cada paciente.

Cómo saber si tengo mamas tuberosas

El origen de las mamas tuberosas suele darse durante los años de la pubertad, cuando el pecho se desarrolla. Es el especialista médico el que determina si el caso tratado incluye una mama tuberosa, sin embargo, existen señales que pueden orientar a pacientes que desean detectar este tipo de deformación en su propio cuerpo:

El surco submamario está excesivamente elevado y es muy estrecho.

La herniación glandular es menor, o en algunos casos mayor, a través de la areola y el pezón.

Los polos ínfero-laterales de la mama no se han desarrollado lo suficiente.

Cualquiera de estas tres señales nos indican que podemos estar ante un caso de mamas tuberosas. En términos generales, una forma tubular o cónica de cualquiera de las dos mamas nos indica que podemos estar ante un caso de mama tuberosa, aunque insistimos, es el especialista médico el que determina si, efectivamente, nos encontramos ante un caso de pecho tuberoso.

Operación de mamas tuberosas en Madrid

Las mamas tuberosas operadas suelen generar un seno armónico, con un tamaño y forma acorde con un seno considerado normal, evitando la forma tubular. Las mamas tuberosas durante la lactancia pueden llegar a suponer un problema, impidiendo en muchos casos que el proceso de amamantamiento sea el normal. La tuberosis mamaria se puede corregir con una intervención considerada de bajo riesgo, siempre que nos pongamos en manos de profesionales con experiencia.

Lo que se consigue en una operación de pechos tubulares es que la piel de la mama adquiera la elasticidad suficiente como para generar la forma habitual del seno, evitando que dificulte el desarrollo de la glándula mamaria debido a su rigidez.

Para la operación será necesario que la paciente ingrese unas horas antes de la intervención, obteniendo el alta al día siguiente. Las operaciones se llevan a cabo con anestesia general y su duración oscila entre la hora y media y las tres horas en los casos más complejos.

Esta operación se suele llevar a cabo en tres fases diferentes:

Primero se realiza un corte en la zona peri-aerolar que permitirá adaptar la areola al nuevo tamaño del seno.

A continuación, se libera la zona submamaria para recolocar la mama e intervenir en el surco submamario.

Por último se redistribuye el volumen glandular, este último proceso varía en función del estado de la mama.

Una vez que el implante queda correctamente colocado, el seno adquiere una forma normal, desapareciendo por completo la malformación.

Ficha técnica de operación de mamas tuberosas

Tipo de intervención
Corrección mamas tuberosas
Preoperatorio
Tipo de anestesia
Tiempo de la operación
Ingreso en Clínica Ruber
Si
Tiempo de ingreso
Revisiones en la Clínica
Alta medica
Precio
 

¿Son necesarias las prótesis de mama?

En la mayoría de los casos, los problemas derivados de las mamas tuberosas se solucionan con un implante, procurando que ambos senos adquieran una forma similar, en los casos más graves, se opta por llevar a cabo una remodelación glandular completa, aunque estos casos son poco frecuentes.

Las prótesis implantadas dependen del resultado que se quiera obtener, en nuestra clínica te ofrecemos un trabajo de asesoramiento personalizado, para que la prótesis se adapta perfectamente al resultado que deseas conseguir.

Tipos de pechos tuberosos

Para determinar el tipo de mama tuberosa que presenta cada paciente se utiliza un sistema basado en cuadrantes. Se tienen en cuenta cuatro secciones diferentes para detectar el tipo de mama tuberosa que presenta cada caso.

Grado I: El grado I de mama tuberosa se presenta en más de la mitad de los casos. La atrofia en la mama se localiza en el cuadrante infero-interno, generando una deformidad bilateral. La consecuencia son unas mamas de gran tamaño y caídas.

Grado II: Este caso es menos común, aunque incluye aproximádamente a un cuarto de las pacientes con mama tuberosa. Son los cuadrantes inferiores los que no han obtenido un desarrollo suficiente, generando una hipoplasia.

Grado III: Las características que presenta son muy similares a las del tipo II, sin embargo, en este caso la areola y el pezón tienen una desviación hacia la parte inferior del pecho.Es común que el tamaño de la areola sea excesivo.

Grado IV: Se trata del tipo de pecho tubular más complejo, encontrándose el pecho retraído tanto en la sección vertical como en la horizontal.

Cada caso necesita de una atención personalizada, evidentemente cada grado demanda una solución diferente.

Diferencias entre un pecho normal y un pecho tuberoso

El pecho tuberoso adquiere una forma retraída en la mayoría de los casos. La malformación producida en una mama tuberosa es apreciable a simple vista, es cierto que no se puede hablar de una forma estándar, ya que una mama afectada puede tomar distintas formas, pero habitualmente el seno no dispone de surco mamario y el desarrollo en la parte inferior no es completo.

La corrección tras la intervención quirúrgica es completa, el seno queda redondeado y con un tamaño adaptado a la morfología de la paciente.

Las deformaciones más comunes relacionadas con el pecho tuberoso son las siguientes:

  • Forma de tubo
  • Areola excesivamente grande
  • Asimetría mamaria
  • Pecho caído
  • Excesiva separación entre ambos senos
  • Poca piel entre el borde inferior del seno y la areola
  • Falta de surco mamario

¿Cómo es el tratamiento de las mamas tuberosas en Madrid?

La información básica respecto a este tipo de intervenciones se puede resumir en los siguientes datos, se utiliza anestesia general en todos los casos, la intervención dura entre una y tres horas, no se necesitan drenajes tras la operación, el tiempo de ingreso hospitalario suele ser de 24 horas y la recuperación total se consigue pasadas de dos a tres semanas.

Este tipo de intervención no suele ser complicada, aunque es imprescindible que el especialista médico analice cada caso, con el fin de establecer un tratamiento completamente personalizado.

Beneficios de la operación de mamas tubulares en la Clínica Ruber

Los beneficios principales para una mujer que se somete a una operación de mamas tuberosas tienen que ver con el aspecto psicológico, aunque también se consiguen beneficios físicos.

Tras la operación, la paciente aumenta su confianza en sí misma, obteniendo una nueva imagen que elimina por completo la deformación.

En cuanto a los beneficios físicos, el resultado consigue que ambas mamas recuperen su tamaño normal, armonizando perfectamente el tamaño y la posición del seno con el resto de la fisionomía corporal.

Mamas tuberosas antes y después

Las imágenes de mama tuberosa antes y después que puedes ver a continuación son todas de casos reales, intervenciones llevadas a cabo en la clínica del doctor Castro Sierra.

Consejos y recomendaciones después de la cirugía de mamas tuberosas en Madrid

La pregunta más frecuente tras una operación de mamas es el dolor que produce esta intervención en días posteriores a la intervención, en ningún caso se produce un dolor intenso,aunque sí puede ser normal una sensación de tirantez en la zona tratada.

La areola tiende a hincharse durante los primeros días, aunque poco a poco recupera su aspecto habitual. Colocando unos apósitos se consigue que la inflamación remita en pocos días.

Es recomendable evitar la práctica de ejercicio físico durante las primeras semanas, tampoco es recomendable realizar masajes en la zona afectada.

Mamas tuberosas - Precios en Madrid

La operación de mamas tuberosas tiene un precio variable, dependiendo del centro de salud médico-estética con el que contactemos. En la clínica del doctor Castro Sierra te aseguramos el mejor tratamiento y un tratamiento personalizado en la clínica Ruber en Madrid, asegurándote el mejor resultado en todos los casos.

¿Cuánto cuesta una operación de pechos tubulares?

El precio de una operación de mamas tubulares depende de cada caso. Es complejo obtener una estimación, debido a que cada caso es particular, lo que sí podemos asegurarte es que en nuestra clínica médico-estética encontrarás el mejor precio para tu operación de mamas tubulares.

Otros tratamientos de cirugía mamaria

0/5 (0 Reviews)
Contacto