Reducción de papada Madrid

La papada es un abultamiento carnoso o pliegue cutáneo que se forma debajo de la barbilla, o entre ella y el cuello. Puede aparecer en personas con sobrepeso y en quienes (por genética, problemas hormonales u otros motivos) tienen tendencia a acumular grasa bajo la barbilla. También se asocia al envejecimiento, con el aumento de la flacidez de la piel que se produce debido a la pérdida de colágeno en esa zona de la cara.

Sea cual sea su origen, la papada es uno de los problemas estéticos que más nos preocupan, ya que puede crear la apariencia de una doble barbilla. Eso es lo contrario a un óvalo facial marcado y bien definido, característico de los rostros armoniosos.

Por suerte en la actualidad existen tratamientos eficaces para la reducción de papada, como la liposucción de cuello. En Estética Castro Sierra somos especialistas en este tipo de procedimientos. Si quieres eliminar esa antiestética papada, ponte en contacto con nosotros y valoraremos las mejores opciones para tu caso. Recuerda que la primera consulta es gratuita.

¿En qué consiste la reducción de papada?

Si bien la dieta y el ejercicio físico son eficaces para combatir la acumulación de grasa, hay zonas del cuerpo que no responden tan bien como otras. Ese es el caso de la papada, donde puede ser difícil eliminar la grasa localizada.  La solución quirúrgica para eliminar esos  antiestéticos acúmulos de grasa es realizar una liposucción de cuello para aspirar los depósitos grasos subcutáneos.

Al igual que con la liposucción normal, un tratamiento de liposucción de cuello consiste en eliminar el exceso de grasa de una zona del cuerpo; en este caso la zona bajo la barbilla. En Estética Castro Sierra, nuestro procedimiento de liposucción elimina de forma segura y efectiva el exceso de grasa para crear una mejor definición en el rostro.

¿Cómo se realiza la operación de reducción de papada?

La liposucción de cuello y papada no requiere hospitalización. Se realiza de forma ambulatoria y con anestesia local. El proceso es sencillo:

  • Primero se realiza una pequeña incisión en la unión de la mandíbula y el cuello.  De este modo se consigue que cualquier cicatriz sea prácticamente invisible.
  • A continuación, se succiona la grasa submental con una cánula delgada. Esta cánula es un pequeño tubo hueco que se inserta a través de la incisión y se manipula suavemente para primero romper las células de grasa y luego succionarlas.
  • Por último, se pasa el láser por debajo de la piel. Con esto se mejora la firmeza en esta zona para evitar que la piel quede flácida.

Tras la operación, el postoperatorio es rápido y lo normal es volver a la vida normal en tres o cuatro días. La reducción de papada puede combinarse con otros tratamientos quirúrgicos, como la mentoplastia, para remodelar el contorno de la mandíbula.

¿Liposucción o Lifting?

Como mencionamos al principio, la papada puede deberse tanto al exceso de grasa localizada como a la flacidez del cuello. Con el paso de los años perdemos colágeno y la piel tiende a aflojarse. Aparecen entonces esos antiestéticos pliegues en la papada. El problema aquí no es el exceso de grasa sino la flacidez de la piel y por tanto hay que pensar en el estiramiento facial o lifting de cuello

Entonces, ¿es más efectivo el lifting  o la liposucción? La respuesta a qué tratamiento es el correcto para tratar la papada depende de si existen depósitos de grasa alrededor de la mandíbula:

  •       Si sólo hay depósitos de grasa, pero no flacidez de piel, la liposucción es la opción ideal porque no hay necesidad de reposicionar la piel o las estructuras faciales subyacentes.
  •       Si, por otro lado, la piel esta caída, un estiramiento facial es la mejor alternativa.
  •       Si hay acumulación de grasa y la piel esta caída pueden combinarse la liposucción y el estiramiento para conseguir un resultado óptimo.

Pero mientras que la liposucción de cuello se centra en la eliminación no invasiva del exceso de grasa, el estiramiento de cuello es un procedimiento más complejo con un tiempo de recuperación más largo. A diferencia de la liposucción de cuello, el estiramiento de cuello elimina la piel floja y tensa los músculos del cuello alrededor del cuello y el mentón. Es un procedimiento ideal para personas mayores que desean eliminar la piel floja y conseguir un rostro de aspecto más joven.

Liposucción de cuello

Preoperatorio de la liposucción de cuello

Cualquier persona que quiera eliminar el exceso de grasa no deseada de su barbilla, la línea de la mandíbula y el cuello es un buen candidato para la liposucción de cuello.

El primer paso para preparar la operación de reducción de papada es acudir a la consulta del especialista. Después puede haber varias visitas de planificación hasta el día de la operación. Es importante entregar un historial médico completo antes del procedimiento. Esto le permite al especialista determinar si el tratamiento debe cambiar según los antecedentes quirúrgicos, las alergias a ciertos medicamentos o cuestiones similares.

Se recomienda ir en ayunas a la intervención, así como afeitarse el vello facial. Siempre es mejor ir con ropa cómoda, sin maquillaje ni joyas. También conviene dormir bien la noche anterior para ir más relajado y evitar el estrés innecesario.

No te preocupes, el personal de la clínica te informará de forma adecuada sobre cualquier cosa que debas hacer o tener en cuenta antes de la operación.

Postoperatorio de una liposucción de cuello

Aunque la liposucción del cuello suele tener pocas complicaciones, es importante seguir unas sencillas indicaciones. Los mayores inconvenientes de la reducción de papada son una leve inflamación de la zona y cardenales que permanecen aproximadamente tres semanas. A pesar de esto, lo habitual es poder volver a la rutina en apenas 3 o 4 días, aunque en los casos en los que la liposucción se combine con otros procedimientos puede ser necesario más tiempo de reposo.

Cada persona se recupera de la cirugía de manera diferente, pero hay ciertos factores comunes en la recuperación de la liposucción de cuello con los que se puede contar. Después de la cirugía, habrá un período de tiempo en el que es importante evitar. Conviene renunciar a  las actividades extenuantes durante un período de uno o dos meses, tras el cual todo volverá a la normalidad. Es normal que haya varias citas de seguimiento para comprobar la evolución del paciente.

Los elementos clave para asegurar una buena recuperación de la liposucción de cuello incluyen una buena nutrición, ejercicio suave y mucho descanso. El procedimiento de liposucción en el cuello no lesivo para el cuerpo gracias a que la cirugía no es  invasiva. Sin embargo, el cuerpo aún necesita ayuda para recuperarse tanto de la anestesia como de la cirugía en sí. Consumir una dieta rica en frutas y verduras, especialmente las verduras con alto contenido de betacaroteno, como las patatas dulces, puede ayudar a su piel. El ejercicio suave, como las caminatas, puede ayudar a mantener el cuerpo en forma y acelerar el proceso de recuperación. También se recomienda beber mucha agua y asegúrese de dormir lo más posible.

El cirujano te explicará todo lo que debes saber para que el postoperatorio se desarrolle de la mejor forma posible.

Liposucción cuello antes y después

Los efectos de la liposucción de cuello son apreciables desde el primer momento. Un tratamiento de liposucción de cuello ayuda a reducir la apariencia de doble mentón, refina la línea de la mandíbula y equilibra los rasgos faciales. Como consecuencia se consigue una imagen más estilizada y esbelta.

Lo mejor de todo es que los resultados se verán muy naturales, por lo que será difícil que alguien se dé cuenta de que el paciente se ha sometido a una cirugía.

Con la liposucción, la grasa de las áreas del cuello y la papada se elimina de forma permanente, pero los resultados pueden verse afectados por el proceso natural de envejecimiento y las fluctuaciones de peso. Mantener una dieta y un ejercicio adecuados, así como cuidar la piel te ayudarán a mantener un buen perfil durante más tiempo.

Precios Reducción de papada

1.500€ + 21% IVA

El precio de la reducción de papada en nuestra clínica es de 1.500 euros + IVA. Contacta con nosotros y solicita tu primera consulta gratuita para que valoremos tu caso.

La liposucción de cuello es la solución ideal para la papada que no somos capaces de eliminar con dieta y ejercicio. Además, el coste relativamente bajo de la liposucción de cuello (comparado con otras cirugías) y la pequeña lista de complicaciones hacen que sea un procedimiento ideal para combinarlo con otras cirugías plásticas faciales como la mentoplastia o la rinoplastia. Ponte en manos de nuestros especialistas y mejora la armonía de tu cara.

Otros tratamientos de cirugía estética facial

Contacto